El Centro de Atención Temprana de la UCV desarrolla un modelo de trabajo centrado en las familias, siendo éstas y sus necesidades el eje central de la actuación de todos los profesionales que componen el Centro.

Centro Atención Temprana

El Centro de Atención Temprana de la UCV desarrolla un modelo de trabajo centrado en las familias, siendo éstas y sus necesidades el eje central de la actuación de todos los profesionales que componen el Centro. Terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, psicólogos, logopedas y maestros ayudan a las familias a adquirir las estrategias necesarias para conseguir el adecuado desarrollo de sus hijos. 

El  Centro trabaja en la:

  • La capacitación de las familias.
  • La generalización de las rutinas diarias.
  • La inclusión en el sistema educativo y comunitario.
  • La colaboración con la familia y el entorno del niño.
  • La intervención en los entornos naturales del niño y su familia: el domicilio y el centro escolar.

Los cuatro pilares necesarios para comprender el funcionamiento del Centro de Atención Temprana son:

  • Los profesionales influyen en los cuidadores principales (padres y profesores) y éstos sobre los niños.
  • A diferencia de los adultos (que pueden aprender algo en una clase), los niños pequeños aprenden a lo largo del día, adquiriendo competencias en base a sus intereses. No pueden aprender en una sesión, ni transferir las competencias aprendidas en un ambiente descontextualizado de las situaciones reales de la vida cotidiana.
  • Todas las intervenciones con el niño se producen entre las visitas de los especialistas. Los niños no aprenden en una sesión con el profesional, sino que lo hacen generalizando los aprendizajes en sus entornos naturales y a lo largo del tiempo. Por ello, son sus cuidadores habituales los que ejercen mayor influencia en su desarrollo y evolución.
  • Los cuidadores habituales del niño (es decir, los padres y los maestros) son los que detectan las necesidades. Las visitas al domicilio y a los colegios permiten observar las necesidades que tienen los cuidadores y establecer, en colaboración con la familia y el profesorado, estrategias que se ajusten a los momentos del día individualizados para cada contexto. Ofreciendo a los niños más intervenciones (no más servicios), los cuidadores aprovechan las actividades diarias que realizan con los niños como oportunidades de aprendizaje, sin tener que realizar "deberes o ejercicios extras". Si la intervención se ajusta a las rutinas diarias es más fácil establecer una colaboración y empoderar a familias y profesores.

La Atención Temprana, centrada en la familia y en entornos naturales, se puede resumir en un conjunto de cinco componentes (McWilliam, 2000)

Componentes del modelo Prácticas específicas
Comprender el modelo ecológico Ecomapa
Planificar intervenciones funcionales Entrevista basada en rutinas
Coordinación de servicios Profesional de referencia y equipo transdisciplinar
Intervención en entornos naturales Apoyos en visitas domiciliarias
Colaboración eficaz con las escuelas infantiles Intervención dentro de las aulas

Para facilitar su comprensión y aplicación, en el Centro de Atención Temprana te ofrecemos la documentación que utilizamos en nuestra práctica profesional diaria:

Contacto:

C/ Alquería de Ricós s/n.
46015 Valencia
630 004 830

96 363 74 12
Extensión: 71100 

mail: ceiyat@ucv.es