Rosa Navarro: “No echo en cara a nadie que no haya leído, pero le ruego que lo haga; sobre todo a los futuros maestros”

Noticia publicada el

Rosa Navarro, catedrática de Literatura Española de la Universitat de Barcelona -descubridora de Alfonso de Valdés como autor de La vida de Lazarillo de Tormes-, ha pronunciado la conferencia plenaria de la primera Jornada de Estudios Literarios organizada por la Facultad de Magisterio y Ciencias de la Educación, y la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación de la Universidad Católica de Valencia (UCV).

En una intervención centrada en fomentar en los estudiantes de Magisterio el interés por los autores clásicos, Navarro ha asegurado que no echa “en cara” a nadie “que no haya leído nada”, pero les “ruega” que lo haga, “sobre todo a los futuros maestros”.

“La palabra ‘clásico’ parece que hace referencia a algo ajeno a nosotros, pero estas obras son nuestro patrimonio; del mismo modo que lo es una catedral. Los futuros maestros deben descubrir los tesoros que esconde nuestra literatura, porque son ellos los que educarán a las futuras generaciones”, ha aseverado la profesora de la UB ante más de 180 estudiantes de Magisterio y del Máster de Secundaria de la UCV.

Navarro –que ha sido jurado durante años del Premio Príncipe de Asturias de las Letras, del Premio Princesa de Asturias de las Letras o del Premio Miguel de Cervantes- ha remarcado el ser humano es “cultural”, y se va construyendo “a través del conocimiento y del pensamiento”. Como parte de ese conocimiento, los hombres deben acudir a las obras clásicas “para ser realmente entes culturales, incluso personas”

“Sé que lucho contra molinos pero debo hacerlo porque los docentes deben enseñar lo mejor de la cultura española desde el conocimiento de sus obras. Los textos clásicos de nuestro país no son antiguallas, sino relatos vivos que se han mantenido hasta ahora porque son los mejores. Si existimos en el siglo XXI hemos de dar gracias por ello a Cervantes, Lope o Quevedo y a otros seres anónimos como el juglar que hizo el Cantar de Mío Cid”, ha aducido.

En lugar de teorizar, la filóloga catalana ha decidido “meterse en la literatura” en su conferencia en la UCV. Así, ha explicado a los estudiantes de Magisterio el porqué de la actualidad del Cantar narrando la afrenta de Corpes, o cómo el Quijote enseña a pensar, a través de alguno de sus episodios.

“Creo que si los alumnos de Magisterio ven el entusiasmo de su profesor por los clásicos, este logrará transmitir a algunos de ellos ese mismo entusiasmo. Hemos de empujar a la gente a leer; existen también muy buenas y fieles adaptaciones para personas cuyo nivel cultural no le permite acercarse a la obra original. Al fin y al cabo, ¿de qué me sirve tener una calle Cervantes si nunca he leído el Quijote?”, ha apuntado Navarro.

CARLES CANO: “LAS SOCIEDADES EN LAS QUE SE CUENTAN MUCHOS CUENTOS ESTÁN MÁS AVANZADAS TECNOLÓGICAMENTE”

En la jornada celebrada en la Universidad Católica de Valencia ha participado también el escritor de literatura infantil Carles Cano -autor de la conocida T'he agafat, Caputxeta, por la que recibió el premio Lazarillo-, con una conferencia-taller sobre la importancia de que la narración de cuentos en el ámbito escolar.

“Es fundamental que los maestros cuenten cuentos a los niños porque la literatura oral desarrolla la imaginación, la facultad más importante que tenemos los humanos. Los cuentos, historias y poemas desarrollan la parte del cerebro donde tenemos la imaginación, y eso se refleja después en la vida adulta. Por ejemplo, las sociedades en las que se cuentan muchos cuentos, como sucede en Japón, están muy avanzadas tecnológicamente”, ha expuesto.

En ese sentido, Cano ha remarcado que las narraciones orales con la puerta a la literatura y hacen crecer al niño, le ayudan a detenerse a pensar, a ordenar ideas: “Por si fuese poco, los cuentos crean unos lazos de afecto que no consigue ninguna otra cosa. Contarle un cuento a un niño es regalarle palabras, lo que nos hace personas”.

Así, el autor valenciano ha insistido en que los maestros deben dedicar tiempo “a la lectura de cuentos” en sus clases. La literatura oral es una parte de la enseñanza “mucho más útil, que no es tan evaluable ni mensurable pero que genera cariño y respeto”. En opinión de Cano, la narración de cuentos “es una herramienta que funciona muy bien y hace que la clase vaya como la seda. Nada le dará tanto rendimiento al maestro como que cuente en clase”.

La jornada celebrada en el Campus de Edetania-Godella y que ha inaugurado la decana Consolación Isart, ha incluido, asimismo, una mesa redonda con representantes de las editoriales Edebé, SM y Brief.

Artículo anterior Expertas alertan de los diagnósticos equivocados en niños con TDAH
Próximo artículo Expertas alertan de los diagnósticos equivocados de TDAH en niños

Calendario

«noviembre de 2018»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
2930311234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293012
3456789

Últimas noticias publicadas