El cardenal Cañizares propone abrir el proceso de beatificación de Justo Aznar

En la presentación de un libro homenaje

El cardenal Cañizares propone abrir el proceso de beatificación de Justo Aznar

Noticia publicada el

El cardenal Cañizares propone abrir el proceso de beatificación de Justo Aznar

Próximos a celebrar el primer aniversario del fallecimiento de Justo Aznar Lucea (1937-2021), la Universidad Católica de Valencia ha presentado un libro homenaje dedicado a su persona y trayectoria investigadora. La obra, prologada por el cardenal Antonio Cañizares, en la que han colaborado 27 investigadores, profesores y científicos -todos ellos ligados de una u otra forma a la persona de Aznar- ofrece un compendio multidisciplinar de temas de actualidad en bioética, desde una perspectiva inspirada en el respeto a la naturaleza y dignidad humanas.

Ha presidido la sesión el cardenal Cañizares, quien ha propuesto, llegado el momento, que se abra el proceso de beatificación de Justo Aznar: “Fue un cristiano de una pieza; sencillo, humilde, cordial. Hemos vivido junto a un santo de la casa de al lado, y pido que se inicie el proceso de beatificación de este maestro que nunca perdió la sonrisa de sus labios”.

Igualmente, el rector de la UCV, José Manuel Pagán, ha mostrado el “lujo” de que esta universidad joven haya contado quince años con un “maestro” como Justo: “El papa Juan Pablo II, cuando en la Ex Corde Ecclesiae habla del perfil del profesor de una universidad católica, habla de la necesidad de integrar fe y razón, y esto es Justo Aznar”.

En la presentación ha tomado la palabra Julio Tudela, coordinador de la obra junto con el profesor Ginés Marco, para mostrar su agradecimiento a los autores y al rector de la UCV, que inspiró la iniciativa: “Sobre todo, gracias a Justo por su fidelidad, por el cariño cercano que nos mostró a todos y por el mejor de sus legados: buscar sin descanso la verdad para llegar a ser verdaderamente libres”.

Tudela, que dirige el Observatorio de Bioética desde el fallecimiento de Aznar, ha subrayado que “investigar, analizar, aprender, discernir, comunicar para contribuir a encontrar la verdad de las cosas, de la ciencia, del ser humano, eran la pasión de Justo; lo que nos dejó a los que trabajamos con él y aprendimos de él. Pero también a los que le conocieron y siguieron en su ingente y fecunda labor”.

Vicente Bellver: “Justo sigue muy activo y ahora todavía más”

El acto, que se ha celebrado en el salón de actos de la Sede Santa Úrsula, ha contado con el obispo emérito Juan Antonio Reig, que ha presentado la segunda parte del libro, donde él mismo firma un capítulo. “Por su origen, identidad y destino eterno, la dignidad del hombre y de la mujer es altísima”, ha subrayado. “Sólo el amor hace justicia para llamar a alguien a este mundo. El hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios, es una unidad de cuerpo y espíritu. Y Dios se ha encarnado, ha pagado el precio de su sangre para que podamos vivir en libertad. Por eso la vida siempre es un bien”, ha añadido.

Por su parte, el catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía política en la Universidad de Valencia y coautor de la obra, Vicente Bellver, se ha referido a la última parte de la obra, dedicada a las vulnerabilidades y amenazas a la vida humana, que tanto trabajó el homenajeado. “Justo se inició en la bioética cuando vio que el ser humano más vulnerable es el que no ha nacido aún. Una cruzada que defendió y fue extendiendo a otros colectivos en los que vio cuestionada la dignidad de la persona, como es en el caso de la discapacidad”.

En este sentido, Bellver ha reconocido que “Justo sigue muy activo y ahora todavía más. A Justo le gustaba la excelencia y la multidisciplinariedad. Era un científico que se abrió al pensamiento, como su amigo José Sanmartín fue un filósofo que se abrió a la ciencia. Y de dicho encuentro y amistad hay frutos en esta universidad”.

Proteger, honrar y defender a la familia humana

Otra de las ponentes ha sido la catedrática honoraria de Bioética de la Universidad Católica de Murcia, Gloria Tomás, que ha leído una emotiva carta dirigida a su amigo: “Siempre has estado perdidamente enamorado de tu mujer, Vicen. Cómo has protegido, honrado y defendido la familia, a tus diez hijos, a tus innumerables nietos y, extendiendo esa actitud, a la familia humana, a todos”.

“Deseo insistir que, en tu caleidoscopio familiar, profesional y apostólico, hay mucho oculto que sólo Dios ve. En ese sentido viene a mi memoria la idea de Eliot grabada en la tumba del beato austriaco Franz Jägerstätter, granjero austriaco que se negó a jurar lealtad a Hitler en la II Guerra Mundial. Dice lo siguiente: «Que no nos vaya tan mal a ti y a mí como pudiera haber ocurrido se debe, en parte, a los muchos que vivieron una vida oculta y que ahora descansan en tumbas que nadie frecuenta». En tu caso, sólo se cumple la primera parte”, ha expresado.

Como portavoz de la familia de Justo Aznar ha tomado la palabra su hijo Justo: “Nunca le importó el qué dirán y siempre manifestó la verdad. Quiero agradecer a la Universidad Católica de Valencia y a todas las personas que han elaborado este libro en homenaje a la persona de mi padre. Sin duda alguna, su ejemplo de vida profesional y personal ha dejado huella en todos nosotros”. Asimismo, ha recordado a los participantes la enseñanza más valiosa que inculcó su padre a quienes vivieron con él: “No lo olvidéis, lo importante es ir al cielo”.

Contestación a los dilemas actuales de la bioética

Distintos profesores de la UCV participan en la obra, como Enrique Burguete, José Alfredo Peris, David Guillem Tatay, Lucía Gómez Tatay y José Miguel Hernández Andreu. En representación de ellos, Pilar Estellés, directora del Departamento de Derecho Privado de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Económicas y Sociales, ha sintetizado la primera sección del volumen, donde se pone de manifiesto la necesaria alianza de conocimiento entre la bioética, los derechos humanos y la familia. “La vida, la dignidad y los derechos humanos no pueden depender de una decisión legislativa, fundada en el deseo de los padres o en la conveniencia de reducir la población mundial por la escasez de recursos o en la de suprimir a aquellos que ya no contribuyen y se consideran una carga para el sistema”, ha reconocido.

Finalmente, José López Guzmán, profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra, ha introducido a los asistentes en el tercer capítulo del libro, que reúne contribuciones de profesionales de la biología, la biotecnología, el derecho, la farmacia y la bioquímica a distintos dilemas actuales de la bioética: la medicina estética y sus controversias médicas y éticas, el trasplante mitocondrial, la objeción de conciencia del farmacéutico en la elaboración y dispensación de productos eutanásicos, así como la necesaria tarea de investigar y publicar.

Noticia anterior_ De Valencia a Santiago en bicicleta para visibilizar el suicidio juvenil
Noticia siguiente El Capítulo del Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer reconoce la labor educativa y social de la Universidad

Calendario

«febrero de 2023»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
303112345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272812345
6789101112

Opinión