Alumnos participan en un Modelo ONU en Nueva York y debaten con estudiantes de Yale

Cátedra Jean Monnet

Alumnos participan en un Modelo ONU en Nueva York y debaten con estudiantes de Yale

Noticia publicada el

Alumnos participan en un Modelo ONU en Nueva York y debaten con estudiantes de Yale

Un grupo de 19 estudiantes de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Económicas y Sociales de la Universidad Católica de Valencia (UCV) han participado en el Modelo Nacional de Naciones Unidas (NMUN, de sus siglas en inglés) celebrado en la sede de la ONU en Nueva York el pasado mes de abril, evento que ha reunido a unos 4.000 estudiantes procedentes de 200 universidades de 31 países distintos; algunos de estos alumnos, además, debatieron en el Global Governance de la Universidad de Yale con estudiantes de su Facultad de Derecho. Ha coordinado ambas actividades, realizadas en el marco de la Cátedra Jean Monnet, el profesor de Derecho Internacional y de la Unión Europea Alberto Arrufat, junto a las profesoras Rosa Currás y María Escrivá.

En el NMUN, una simulación de Naciones Unidas, estudiantes de todo el mundo abordan problemas globales actuales mediante un tipo de aprendizaje experiencial en el que perfeccionan sus habilidades en diplomacia, negociación, pensamiento crítico, compromiso, oratoria, redacción e investigación. En esta nueva participación de la UCV en el NMUN, los alumnos de la UCV han representado a la delegación de República Checa.

Con el objetivo de realizar el mejor papel posible, los estudiantes se han estado preparando durante todo el curso, empapándose de los distintos procedimientos en la ONU para alcanzar acuerdos sobre los puntos a tratar y estudiando las características políticas, económicas, sociales o demográficas del país asignado. Culminó este periodo investigador la redacción de un documento con la posición adoptada ('position paper') sobre las cuestiones que se iban a discutir en cada comité del NMUN en Nueva York. Precisamente, los estudiantes David Blanco y Raphaelle Lemiegre recibieron el premio al mejor 'position paper' de UNEA, el comité para el Medio Ambiente.

La experiencia ha sido “magnífica” para el alumno David Juárez (Oropesa del Mar, 22 años), de cuarto curso del grado en Derecho, que confiesa haber sentido “mucha inseguridad”, incluso “un poco de miedo”, en el mes de octubre, cuando comenzaron a preparar el NMUN: “Éramos conscientes de que era un evento al que acudirían estudiantes de todo el mundo. Es una situación que impone, la verdad”.

Divididos los estudiantes en parejas, a cada una se le asignó un comité en el que debía defender los intereses de República Checa. En el caso de David, además de sus responsabilidades como parte del equipo UCV en el comité de Derechos Humanos, fue el delegado jefe de República Checa, circunstancia que conllevó vivir esta experiencia “de una manera distinta”, pues supuso “adentrarse de lleno en el evento”. El premio: experimentar una aproximación “más real” al mundo diplomático y a lo que sucede en la ONU. 

“Ponerme a negociar en un escenario que era totalmente nuevo para mí fue muy enriquecedor. Con esta experiencia he abierto los ojos, por decirlo así; me he dado cuenta de que hay que salir de la propia zona de confort para aprender verdaderamente”, subraya David.

Cambio de planes justo antes de volar a Estados Unidos

Laura Plana -estudiante Erasmus + procedente de la Universidad de Lille, donde cursa un máster en organizaciones internacionales y europeas- iba a ser la pareja de David en el Comité de Derechos Humanos del NMUN. Sin embargo, esta joven francesa de 22 años, nieta de valencianos emigrados durante el franquismo, fue elegida por la organización presidenta de otro comité justo antes de viajar a Nueva York: “Después de meses preparando la posición de República Checa en el ámbito de los derechos humanos, ya no iba a representar a ese país y, además, estaría en un comité que no tenía nada que ver. Esto cambió mi experiencia totalmente”.

“Como ya había participado en un NMUN con la Universidad de Lille, podía optar a ser presidenta de un comité. Me presenté gracias a que Alberto creyó en mí y me animó. Si él no me hubiera empujado, creo que no lo habría hecho, por miedo y por falta de confianza. Pocas horas antes de volar a EE. UU. me hicieron la entrevista y a las cinco y media de la mañana, sentada en el avión y a punto de despegar, vi en mi correo que había sido elegida para el comité de Ecosoc (Economía Social), uno de los seis más importantes de la ONU”, relata Laura.

Al leer que había sido seleccionada Laura experimentó “muchas emociones” al mismo tiempo: “Tuve un poco de miedo, porque era algo nuevo para lo que no me sentía preparada, aumentó mi estrés, que se sumaba al que ya arrastraba desde que empezó la preparación del NMUN en octubre; pero también me sentí muy orgullosa por haberlo conseguido”.

“Ser presidenta de comité ha sido una gran experiencia, me ha ayudado un montón porque tengo dificultades para creer en mí misma y reconocer que mi trabajo es bueno. Con esta aventura me he dado cuenta de que soy capaz, que sólo necesito creer en mí y, por supuesto, trabajar mucho. De hecho, me he presentado para ser directora asistente de comité en el NMUN de 2023”, comenta sonriente.

Dura preparación

El alumno Vicente Pérez Blanquer (Callosa d’en Sarrià, 21 años), de cuarto curso del doble grado bilingüe en Derecho y ADE, también formó parte del equipo de la UCV en el encuentro de Nueva York. Para él, lo “más bonito” de los diez días del NMUN fue “compartir ideas, aprender a negociar y hacer amigos por todo el mundo”; desde entonces, todas las semanas habla “con gente en Milán, Bruselas o Toronto, personas maravillosas que estudian lo mismo que yo o algo similar”. 

Como los demás, Vicente hace énfasis en el periodo de preparación del evento: “Hemos estado reuniéndonos durante meses todo el grupo de alumnos que participaba. Ha sido duro dedicar tantas horas a enfrentar lo que nos encontraríamos en Nueva York, pero llegamos allí muy bien preparados gracias a los profesores que nos han ayudado; tanto su forma de trabajar como el propio NMUN te hace madurar y abrirte más”.

Aunque una experiencia común tan intensa deja su marca, los tres alumnos de la UCV piensan en futuros profesionales distintos. Laura, por un lado, parece haber encontrado su vocación: “En el futuro quiero dedicarme al ámbito de los derechos humanos, desde pequeña me interesa ese tema. Además, para mí es una señal que mi fecha de nacimiento sea el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos. Me encantaría trabajar en la ONU, pero si no es así no pasa nada, lo que quiero es ayudar a la gente, que haya justicia para los desfavorecidos y las minorías”.

Por su parte, David, al que le gusta “mucho” el ámbito de la diplomacia, piensa en dedicarse a la política. Le apasiona “desde siempre”, y “tanto a nivel nacional como internacional”, por lo que el próximo curso, una vez terminado su grado en Derecho hará el Máster Universitario en Marketing Político y Comunicación Institucional de la UCV. Vicente, sin embargo, tiene claro que su carrera profesional pasará antes por el Máster de Acceso a la Abogacía, con la voluntad de realizar otro para especializarse en derecho mercantil. 

Aprendizaje de humildad

Lo primero que hicieron los estudiantes de la UCV al llegar a EE. UU. no fue ir a Nueva York. Antes, estuvieron dos días en la Universidad de Yale, participando en el Global Governance Debate, centrado en esta edición en la eficacia del sistema democrático en tiempos de crisis. Entre los alumnos de la UCV que debatieron con otros tantos de esta universidad norteamericana, primero en equipos enfrentados y después mixtos, se encontraba José Luis Trenado (Valencia, 21 años), estudiante de cuarto curso de Derecho: “Cuando empezamos a prepararnos a principio de curso, para mí lo más costoso era el inglés; pero creo que hice un trabajo de superación muy chulo en ese apartado. Con trabajo, llegas al nivel necesario para debatir en otro idioma”.

“Lo de Yale fue una maravilla. Inicialmente, imponía un poco enfrentarse a alumnos de una de las mejores facultades de Derecho del mundo, por lo que esos días allí nos dedicamos de pleno a preparar los debates, en los que defendías ambas posiciones”, explica.

La participación en el evento estuvo llena de “imprevistos”, según relata José Luis. En su equipo falló una alumna de Yale, “con lo que el plan trazado ya no servía y había que hacer uno nuevo”. Aunque esa circunstancia endureció el trabajo, el alumno de la UCV considera que esos dos días fueron “geniales”.

“Los debates en sí fueron fantásticos, pero lo que me llevo es el trabajo realizado, aprender a manejarme bajo presión, con problemas y en otro idioma. Y también he aprendido humildad. A veces te crees que eres un crack y en actividades como esta conoces a gente que es tremendamente buena, de un nivel increíble. Eso te motiva a trabajar aún más para mejorar”, asevera José Luis.

La chica tímida que ganó un debate en Yale

Representando a la UCV en el Governance Debate estuvo también Pauline Krause-Heringer, alumna Erasmus de 19 años procedente, como Laura, de la Universidad de Lille. Para ella, se trataba de un auténtico reto: “Soy bastante tímida y nunca me he sentido muy cómoda en los debates, pero cuando nos presentaron esta iniciativa al poco de llegar a la UCV vi que era una buena oportunidad para salir de mi zona de confort”.

“Hemos trabajado mucho durante el curso sobre el tema del debate y, sin embargo, justo antes de hacerlo, hubo cambios de última hora. Esta experiencia me ha hecho ver que soy capaz de muchas cosas que pensaba que no podía hacer”, indica Pauline.

Tras la defensa por parte de todos los equipos de las dos posiciones del debate, se escogieron a los mejores seis oradores y los pusieron en dos equipos de tres personas. Pauline fue una de ellas, lo que implicó nuevos desafíos, pues debía preparar la última ronda “con dos personas que no conocía”. Superó con creces esta dificultad y ganó la final.

“Fue estupendo ganar, pero estoy muy contenta con todo lo que ha supuesto esta experiencia y este curso en España. Ahora me acuerdo cuando llegué a la UCV el año pasado y hablaba muy poco español. No entendía nada de las clases ni a mis amigas; bueno, comprendía como un 20%. Poco a poco he mejorado y veo que he evolucionado mucho en el idioma y, sobre todo, en lo personal. Ahora soy mucho menos tímida, he hecho amistades para toda la vida y no quiero volverme a Francia. Me gustaría quedarme aquí, nunca olvidaré este tiempo en Valencia”, remarca con una sonrisa.

Como David, Laura y Vicente, José Luis y Pauline buscan cosas distintas en su futuro profesional. Mientras que al joven valenciano le gustaría dedicarse al derecho marítimo –probablemente hará el Máster de la UCV- a la estudiante francesa le gustaría trabajar en el ámbito de las “relaciones internacionales”, aunque aún no sabe exactamente en qué área.

Encuentro con el rector

El grupo de estudiantes y profesores que participaron en el NMUN de Nueva York fueron recibidos hace unos días por el rector de la UCV, José Manuel Pagán, con el que compartieron sus vivencias, tanto en el Modelo de Naciones Unidas como en el Global Governance Debate.

Noticia anterior_ Martínez Sellés: “En el último examen MIR se percibe la intención del Gobierno de que se realicen eutanasias en España”
Noticia siguiente Los estudiantes se acercan a los valores que posibilitaron la Transición

Calendario

«octubre de 2022»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
262728293012
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31123456

Opinión