Alumni UCV

Marta Abarca: “La UCV me ha aportado muchísimo, son años que no cambiaría por nada”

Noticia publicada el

Marta Abarca: “La UCV me ha aportado muchísimo, son años que no cambiaría por nada”

Marta Abarca Montes es graduada en Terapia Ocupacional en 2018 y en Fisioterapia en 2019.

Comencemos por el principio, ¿cómo ha sido recorrer el camino en la universidad hasta llegar a obtener tus títulos de Grado en Fisioterapia y Terapia Ocupacional?

M: Para mí agradable, una experiencia única. La Universidad Católica de Valencia me ha aportado mucho conocimiento, pero sobre todo en valores humanos, que pienso que eso es lo más importante que un profesional tiene que demostrar cuando sale al mundo laboral. Al final los conocimientos se adquieren, pero el ser humano se hace y creo que la UCV es algo que tiene siempre presente.

¿Qué motivos te llevaron a cursar dichos estudios en la UCV?

M: Yo pretendía estudiar medicina, pero no conseguí acceder, entonces acudí a la Oficina de Nuevos Alumnos y allí tras informarme me aconsejaron que me lo pensara, que a la desesperada nunca se toman buenas decisiones, creo que este fue uno de los mejores consejos que me han dado. Y reflexionando mucho sobre qué es lo que quería hacer en la vida, decidí que mi camino era este, que tenía que ser en la católica y desde luego no me equivoqué. La UCV me ha aportado muchísimo, son años que no cambiaría por nada. Hay que trabajar mucho, pero las relaciones interpersonales que se generan son muy importantes, la atención personalizada, el cariño, la forma de entender la vida creo que eso solo te lo da la católica.

¿Siempre has trabajado en gestión? ¿Es habitual en un fisioterapeuta desempeñar este rol profesional?

M: No, antes de trabajar en gestión lo hice en atención primaria como fisioterapeuta, y como terapeuta ocupacional en un centro de peques con autismo, en residencias de mayores y de diversidad funcional. Por circunstancias me ofrecieron pasarme a gestión, y es cierto que no es común que un fisio trabaje en esto, pero creo que son importantes nuestros conocimientos para dar estructura y operatividad y hacer que los proyectos funcionen.

Sabemos que la UCV te dio la oportunidad de poder continuar tus estudios gracias a una beca de colaboración. En estos momentos de dificultad económica para muchas familias, ¿qué opinas de la labor que la universidad realiza en este sentido?

M: Me parece una labor ‘supernecesaria’, y la universidad en ese sentido es inmejorable. Antes que el beneficio, lo que busca es que la gente pueda estudiar y da muchas facilidades.

¿Qué les dirías a esos estudiantes que se encuentran agobiados ante la incertidumbre de no poder continuar formándose por motivos económicos?

Yo les diría que no se desanimen. Llamar a la puerta y decir: “quiero estudiar, pero no sé cómo hacerlo porque tengo estas circunstancias”. Siempre se va a poder encontrar una beca de colaboración, una beca de ayuda, y es verdad, yo lo he vivido. He tenido compañeras en la beca a las que se les había complicado la situación a nivel económico en casa y al final han conseguido acabar sus estudios.

En tu caso, fuiste becaria de Acción social de la UCV. ¿Puedes contarnos cómo fue la experiencia?

M: Al poco de llegar yo, Acción Social pasó a ser Escuela de Voluntariado y Acción Social y tuve la suerte de poder colaborar en el proceso de decisiones sobre cómo se iba a plasmar, cómo conseguir que la idea llegara a los estudiantes para que se apuntaran. La beca me permitió no solo estudiar, sino conocer de cerca la realidad de familias desfavorecidas, de niños en riesgo de exclusión social, de acompañar a voluntarios. Pero no como Marta, becaria, sino como Escuela de Voluntariado que forma parte de la universidad. Y creo que ese sentimiento de pertenencia también dice mucho, al final creo que lo más importante es que generemos ese sentimiento de pertenencia. Yo lo tengo, yo considero que sigo formando parte de esta universidad y ya no soy estudiante. Y creo que ese sentimiento de pertenencia fue lo más grande que yo me llevé de mi etapa como becaria.

Nos consta que durante el confinamiento fuiste la impulsora de un proyecto muy interesante, cuéntanos en qué consistió

M: Al estar en un centro de la tercera edad la situación de COVID se vivió de una forma muy complicada y gracias a todos los años que he estado aquí y a las relaciones que se van generando, contacté con ellas y les dije que tenía a “mis chicos”, porque es como yo les llamo, metidos en las habitaciones, solos, sin visitas, y pensamos en acercar a las personas que estaban en sus casas a esa realidad. Fueron dos iniciativas, la primera consistía en recoger dibujos que iban luego entregando a diferentes residentes, incluso se colgaban por las instalaciones de la residencia y paralelamente recibíamos cartas, se estableció una pequeña correspondencia entre los voluntarios y los residentes.

A quienes nos están leyendo ¿les recomendarías que dedicaran algo de tiempo a desarrollar actividades de voluntariado? ¿Por qué?

M: Les pediría que todo el tiempo que puedan se paren y piensen. Al final somos muy de yo, mí, me, conmigo y no miramos al que tenemos al lado y puede ser que necesite nuestra ayuda.

Hoy te estamos entrevistando desde el espacio destinado para albergar en la universidad el “Club Alumni” ¿qué te ha parecido?

M: Es un entorno privilegiado, creo que hay pocas universidades que tengan un espacio como este. Aprovechémoslo, si tengo que venir a leerme un libro, tengo que hacer algo, sé que cuento con un espacio con luz y todas las comodidades en el centro de Valencia, esto es muy chulo.

Además, hoy en día hay mucha competitividad y pienso que la gente joven que ha terminado sus estudios está en ese momento de decidir qué quiere hacer en el futuro, pero sobre todo quién quiere ser, y es importante que los antiguos alumnos estemos ahí para decir “oye que a mí me fue bien, venga vente, hablamos…” y este espacio es perfecto para encontrarnos.

Noticia anterior_ Acto académico de honores y distinciones
Noticia siguiente Modelo para el hoy de la sociedad y de la universidad (Cardenal Antonio Cañizares, La Razón)

Calendario

«julio de 2021»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
2829301234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930311
2345678

La UCV en medios