Carlos Beltramo, investigador del ICS

"La educación emocional debe ir acompañada de la educación moral y del carácter”

Noticia publicada el

"La educación emocional debe ir acompañada de la educación moral y del carácter”

El filósofo y experto en educación Carlos Beltramo, investigador del proyecto Educación Afectividad y Sexualidad Humana del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra ha asegurado en una jornada de investigación celebrada en el Campus de Valencia-San Juan y San Vicente de la Universidad Católica de Valencia (UCV) que la educación emocional en los centros escolares “debe ir acompañada de la educación moral y del carácter”.

En la jornada organizada por las facultades de Filosofía, Letras y Humanidades; Magisterio y Ciencias de la Educación; y Psicología, Beltramo ha expuesto que los programas “más serios del mundo” en lo que se ha dado en llamar “educación del carácter” tienen como base tres pilares: la ‘character performance’ o “educación en la excelencia” (que forma en cuestiones como la resiliencia, la capacidad de negociar o puntualidad, entre otras); la “educación ética”; y la “alfabetización afectiva”, que se ocupa de la parte emocional.

“Durante el siglo XX la educación del carácter (que también se llamó de valores o ética) discurrió por una vertiente muy racionalista, con lo que se fue dividiendo a la persona. Después vino la explosión del descubrimiento del aspecto afectivo y psicológico, y se crearon corrientes alternativas que, de nuevo, disgregaron, pues educaban solo el aspecto emocional de la persona”, ha aseverado.

EL FALLO DE LA EDUCACIÓN EMOCIONAL SIN EDUCACIÓN MORAL

Según explica Beltramo, “en la actualidad se ha visto que la división educativa entre la ética, lo afectivo y el carácter no resulta efectiva, de modo que los diferentes programas han ido convergiendo. De hecho, aquellos programas que prescinden de alguno de esos tres pilares por prejuicios ideológicos se van quedando atrás y los mismos maestros se dan cuenta de ello”.

“Un ejemplo que pongo en clase cuando hablo de esto es el de Alemania en los años treinta y cuarenta hasta el fin de la II Guerra Mundial, de cómo Hitler conectaba emocionalmente con la idiosincrasia afectiva de los alemanes. Si falla la educación moral como uno de los tres pilares, fracasamos”, ha aducido.

El investigador del ICS remarca que “el mismo Daniel Goleman (autor de Inteligencia emocional) dijo una vez en España que le preocupaba que se educara solamente en lo emocional, sin agregarle elementos éticos”. Para Beltramo no se trata de que todos los programas dediquen “el mismo espacio” a los tres pilares; pero si de que, por ejemplo, “un programa de educación emocional incluya aspectos de ética y de educación del carácter”.

“Hay programas que trabajan con la educación emocional pero que no quieren meterse en lo moral, sin darse cuenta de que ya están haciendo un gesto moral con esa decisión. Es una mesa de tres patas. La parte moral sin la parte emocional también está coja, porque uno puede ser muy empático y muy moral pero si es un impuntual, no tiene resiliencia ni cultura de trabajo, si no sabe dialogar, le faltan muchas cosas”, ha subrayado.

PROGRAMAS EDUCATIVOS DE CARÁCTER INTEGRAL

En ese aspecto, el experto de la UNA ha hecho referencia a la propuesta de implantar una asignatura cívica por parte de la ministra de Educación, Isabel Celáa: “Si solo la enfocan desde su ética social estarán contando únicamente con el pilar de la educación moral, aunque a ellos no les guste utilizar esa palabra. Espero que no suceda, más allá del discutible contenido ético, pues no se contemplarían los tres pilares; sería una materia sin alma que no serviría para nada”.

“En EE UU van por delante de nosotros y ya están uniendo los tres pilares. Esperemos que en España se superen los prejuicios y se puedan desarrollar programas educativos del carácter que sean integrales, fundamentalmente, por el bien de los niños”, ha remarcado.

GENERACIÓN SELFIE

En ese sentido, Beltramo se ha mostrado preocupado por la falta de empatía actual: “La cultura actual es la causante de la falta de empatía. Vemos a los niños en el autobús escolar cómo chatean entre ellos con el móvil, en lugar de hablar. Para empatizar con alguien hay que mirarle al otro a los ojos. Así es mucho más difícil insultar, mentir, robar. Con la pantallita es otra historia”.

“En el libro Unselfie, la psicóloga norteamericana Michelle Borba afirma -desde una observación suya como profesional- que el número de selfies que se hace un niño es directamente proporcional a su falta de empatía. A más selfies, menos empatía; a menos empatía, mayor egoísmo, más trampas, menor capacidad para el diálogo”, ha incidido.

De cualquier modo, Beltramo ha valorado que los programas educativos del carácter “se estén implantando de manera creciente en España y se desarrollen esquemas educativos en torno al concepto de empatía y contra el bullying”.

En la jornada han participado también el vicerrector de Investigación, Francisco Arteaga; la decana de la Facultad de Psicología, María José Beneyto; y el decano de la Facultad de Filosofía, Antropología y Trabajo Social, Ginés Marco.

Además, diversos investigadores de la UCV han expuesto los proyectos que están desarrollando en la actualidad en torno a la educación emocional, y afectivo-sexual.

Noticia anterior_ Gómez-Ferrer: “El concepto sentimental de libertad de hoy genera insatisfacción con los sistemas democráticos”
Noticia siguiente Que nos dejen ser Iglesia (Cardenal Arzobispo Antonio Cañizares, La Razón)

Calendario

«noviembre de 2020»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
2627282930311
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30123456

La UCV en medios