Estudiantes parten a Paraguay para enseñar en colegios habilidades sociales y uso pedagógico de los smartphone

Noticia publicada el

Tres estudiantes de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV) partirán mañana, jueves, y hasta el próximo 25 de agosto, rumbo a Paraguay para realizar labores de educación para el desarrollo en colegios y universidades de la pequeña localidad de Villarrica, al sur del país. El proyecto, organizado por el vicerrectorado de Estudiantes y Acción Social, cumple este año su décimo aniversario.

Al mando de la expedición se encuentra Carlos Novella, profesor de la Facultad de Magisterio de la UCV -que ya se encuentra en Paraguay- y se ocupa de la parte dedicada a la educación superior del programa. Así, el docente valenciano imparte formación en metodologías, ética y gestión del aula a más de 700 maestros de Infantil, Primaria y Secundaria, y profesores universitarios de Villarrica.

Junto a Novella, participa del proyecto Genoveva Ferri, miembro de la Comisión de Prácticas de la Facultad de Magisterio, que coordinará a las alumnas en las labores que desempeñarán en los colegios de la localidad paraguaya, de su Escuela Agrícola y entre los indígenas guaraníes: refuerzo y apoyo en autoestima, habilidades sociales y valores cristianos, prevención de la drogadicción, técnicas de estudio, uso adecuado de las tecnologías y uso pedagógico del smartphone.

Esta es la segunda experiencia de Ferri en Villarrica: “Lo que nosotros podamos dar allí no es nada en comparación con todo lo que recibimos de parte de la gente de Villarrica. Los que volvemos a realizar esta experiencia es porque queremos sentir de nuevo la familiaridad que transmiten”.

Ferri considera “fundamental” el trabajo desempeñado durante los últimos diez años en la ciudad paraguaya para que su nivel educativo creciese.

UN APRENDIZAJE PERSONAL Y PROFESIONAL

La madrileña Cristina Aranda, estudiante de Pedagogía de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV), vivirá este verano su segunda aventura en Paraguay y tiene muy claras las razones de su regreso: “Los paraguayos son personas muy cercanas, de las que aprendí muchísimo el año pasado. Sabes que no tienen casi nada pero te ofrecen lo que poco que poseen. Es una experiencia que te llena como persona”.

Pero la vertiente humana no es lo único que aporta el programa de la UCV. Según Aranda, la labor pedagógica que comporta su estancia en Paraguay permite descubrir al educador “en qué aspectos debe mejorar” y comprobar “con sorpresa” la gran cantidad de habilidades sociales adquiridas en la Facultad.

Debuta en Villarrica la estudiante Mar Cerdá, que cursa el grado de Magisterio PIMM. La joven de Canals cree que esta acción de voluntariado será “un buen aprendizaje personal y profesional”, una experiencia “fundamental” como futura docente, que debiera ser extensiva a todo estudiante.

De la misma opinión es la también primeriza Inma Mir, que este curso ha finalizado el doble grado en Educación Social y Pedagogía; para la alumna de Llíria, la experiencia de voluntariado humanitario debe hacerse, “al menos, una vez en la vida”.

“Ahora que han terminado mis años como universitaria creo que estoy preparada para afrontar este desafío. Además, de viaje puedo irme siempre, pero creo que aportar a las personas que me encuentre allí lo que he aprendido en la carrera es una buena manera de despedirme de la UCV”, asevera.

David Amat / comunicacion@ucv.es

Noticia anterior_ Tiempo de vacaciones
Noticia siguiente Oncólogos recomiendan a las mujeres iniciar las revisiones del cáncer de mama a partir de los 35 años

Calendario

«diciembre de 2020»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
30123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031123
45678910

La UCV en medios