María Lacalle: "Las leyes están mostrando una realidad falseada"

Cursos de Verano 2022

María Lacalle: "Las leyes están mostrando una realidad falseada"

Noticia publicada el

María Lacalle: "Las leyes están mostrando una realidad falseada"

El área de conocimiento de María Lacalle, vicerrectora de Profesorado y Ordenación Académica y directora del Instituto Razón Abierta de la Universidad Francisco de Vitoria, es la Filosofía del Derecho. Dicen quienes la conocen que es la familia es su interés primero, tanto a nivel investigador como personal.

Hablamos con ella en el Curso de Verano de la Cátedra de la Mujer de la Universidad Católica de Valencia. 

En los últimos tiempos, en nuestro ordenamiento jurídico se ha introducido el concepto de modelos de familia. Al igual que ocurre con el matrimonio, ¿la familia ha quedado vacía al englobar realidades diferentes? 

Creo que está ocurriendo exactamente eso. Con el matrimonio, sus notas esenciales han desaparecido: ahora mismo en nuestro Código Civil el matrimonio es la unión de dos personas, cualquiera sea su sexo, durante un “ratito”, porque a los tres meses se puede disolver unilateralmente. Y con la familia está pasando algo parecido: ya no se habla de familia, sino de familias, y se está convirtiendo en una familia fluida, cambiante, basada en el pacto, en el mientras nos vaya bien. Al final, acaba siendo cualquier cosa y vaciando de contenido a la institución familiar.

Leí una definición de familia que era “un grupo de personas que viven en torno a un frigorífico”.

Sin embargo, esta diversidad de modelos de familia se presenta como un gran avance y una conquista de la libertad. ¿Es así?

A nivel de libertad individual, cada uno puede organizar su vida como quiera; la Constitución nos garantiza esa libertad y, como gritan algunos movimientos radicales, “que el Gobierno salga de nuestros dormitorios”. Pero claro, cuando pensamos en políticas y ayudas a la familia, más que fomentar la libertad deberíamos pensar en cuál es el modelo idóneo (el que garantiza un entorno equilibrado para todos los miembros, especialmente, para el desarrollo de los niños). En ese punto, hay estudios suficientes que muestran que no cualquier modelo de familia es igual de bueno para sus miembros.

Acaba de referirse a los estudios y es una cuestión que también quería plantearle, pues respecto a la mujer, la maternidad y la familia ocurre algo sorprendente. Nunca antes se habían realizado tantas investigaciones y publicaciones y, sin embargo, tampoco han estado tan amenazadas. ¿Cómo explica esta paradoja? 

Seguramente porque durante siglos estaban ahí y se daban por supuesto. Siempre ha habido mujeres, hijos y familias. Sin embargo, desde mediados del siglo XX se han puesto en cuestión y hemos empezado a estudiarlas, a analizarlas, a escribir sobre ellas… Y no nos hemos aclarado todavía.

Hay un documental que recomiendo, titulado “What is a woman?”, en el que el entrevistador pregunta por la calle qué es una mujer y nadie le sabe contestar. No sabemos bien qué es ser mujer y qué es ser hombre; y, por lo tanto, tampoco sabemos qué es la maternidad y la paternidad. Estamos hechos un lío.

También se habla mucho de la conciliación vida laboral y familia, pero parece que la mayor parte de las medidas que se adoptan no van dirigidas a integrar la maternidad, sino a priorizar el trabajo sobre ésta. ¿Por qué ocurre esto?

Para empezar, habría que encontrar otra palabra que no sea conciliación, porque describe algo que hay que cambiar. Y es que la vida personal y laboral deben ser complementarias. Y hay que plantearlo para hombres y mujeres, estén o no casados: que le trabajo no sea algo que absorbe la vida de la persona y la deja seca.

Al mismo tiempo, hay que facilitar que cuando una mujer tiene hijos, prefiere dedicar parte de su tiempo a ellos, sobre todo cuando son pequeños; que pueda hacerlo y luego recuperar su carrera profesional sin penalizaciones, porque esa mujer en esos años ha estado prestando un servicio muy valioso al bien común y, por lo tanto, merece ser reconocida.

¿Y las medidas en España creen que van en esa dirección?

Se toman medidas, pero están por ver los resultados de esas medidas. Por ejemplo, a mí me parece discutible que, en la baja de paternidad no se permita que el padre ceda a la madre parte de esa baja, cuando se puede hacer al revés. La intención de esa normativa es clara: piensan que demasiados matrimonios o parejas optarían por esa solución, pero al final hay que dejar libertad y que cada familia se organice como quiera.

En la legislación vigente, la paternidad y la maternidad se consideran como un “rol” que puede desempeñar cualquiera, independientemente de su sexo. Una vez “deconstruidos” el matrimonio y la familia, ¿se busca “deconstruir” la filiación? 

Entra dentro de la misma hoja de ruta que comenzamos por ese cambio terminológico en el que en las distintas disposiciones legislativas ya no se habla de madres y padres. Un cambio en el lenguaje que trata de negar la realidad de que somos hombre y mujeres. Y sólo las mujeres podemos ser madres y sólo los hombres pueden ser padres. Pero con toda esta obra de ingeniería social se quiere alterar la realidad.

En esta obra de ingeniería social que señala, una última maniobra son las leyes que pueden considerarse transhumanistas. ¿Qué futuro prevé en esta dirección?

Cuando analizas los postulados básicos de los transhumanistas, hay poca gente que lo asume en toda su hondura; igual que con la ideología de género. Creo que hay poca gente que lo compra entero. Sin embargo, son ideologías que van dejando un poso, que van calando de alguna manera.

En el tema del género, veo que a los alumnos les cuesta mostrarse masculinos, porque el estereotipo es que lo masculino es machista y deleznable. Da miedo cómo estas propuestas antropológicas van calando y confundiendo.

Llevado a su extremo, no tiene futuro. Sin embargo, sí va teniendo un impacto social, sobre todo cuando se impone a través de la legislación, porque las leyes cumplen un papel pedagógico, configuran las mentalidades, incluso los corazones. Y nos están mostrando ahora mismo una realidad que está falseada.

Noticia anterior_ Dos alumnas participan en los cursos de verano de la Federación de Universidades Católicas de Europa
Noticia siguiente Profesores de Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud presentan un tratado de cirugía ortopédica y traumatología

Calendario

«agosto de 2022»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
25262728293031
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930311234

La UCV en medios