María J. Jorques, profesora Psicología

Clase práctica para sobrevivir al coronavirus

Noticia publicada el

Clase práctica para sobrevivir al coronavirus

Todos debemos hacer frente a esta nueva situación, en la que la mayoría de nosotros nunca nos habíamos encontrado, de confinamiento en casa debido al coronavirus. Lo importante es que lo podamos abordar de la manera más positiva posible, y os aseguro que no es difícil.

Tenemos ante nosotros, aunque nos cueste creerlo, una oportunidad para darnos cuenta del ritmo acelerado que llevábamos en nuestro día a día: salíamos temprano de casa y volvíamos tarde, sin tiempo -prácticamente- para nada más que para trabajar. Ahora podemos estar con nuestras familias, pilar de nuestra sociedad, y últimamente, por desgracia, olvidado. Es hora de disfrutar de ella.

Pero no debemos olvidar nuestras obligaciones. No estamos de vacaciones. Debemos organizarnos el día respetando horarios en los que establezcamos momentos de trabajo y de ocio. Hay que saber diferenciar los días de rutina de la semana y el descanso del fin de semana. Estos horarios deben tener expectativas reales, es decir, que podamos cumplir cada día para que no tengamos sensación de fracaso e inutilidad.

Del mismo modo debemos prestar atención a la actividad física como caminar por casa o ponernos rutinas de ejercicio. Hay que cultivar cuerpo y mente. Alimentar aficiones a las que habitualmente dedicábamos poco tiempo como leer, escuchar música o cocinar.

Pero es recomendable ser flexibles con estos horarios. Quienes tienen hijos también deben mantener sus horarios de tareas, juegos, comidas, hora de dormir y de ejercicio físico. Nos daremos cuenta como los más pequeños de la casa nos darán buenas lecciones de vida, ya que ellos pondrán en marcha su imaginación para no aburrirse y nos contagiarán su tranquilidad ante la situación.

Pero, ¿qué pasa con toda la información que recibo sobre el virus? Puede llegar a saturar y hacer que no pensemos en otra cosa en todo el día. Intentemos dosificarla. Las nuevas tecnologías –redes sociales o aplicaciones de mensajería- nos abruman con una sobreinformación que, en ocasiones, puede no ser lo más recomendable. Acudamos a medio veraces una o dos veces al día, restar credibilidad a los mensajes que llegan porciertos medios ya que nos puede producir más angustia e incluso ansiedad, ya que muchas de ellas son las llamadas ‘fake news’ (noticias falsas), uno de los grandes males de nuestros tiempos.

Pero aprovechemos la tecnología en positivo. Hagamos videoconferencias con nuestros familiares y amigos, y así seguir manteniendo ese contacto casi real con ellos. Esto también nos ayudará a llevar mejor esta situación confinamiento.

Internet también ofrece vídeos en los que practicar técnicas de relajación muscular o abdominal. Colorear mandalas, tan de moda ahora, nos ayuda a evadirnos y a la vez resulta entretenido.

En definitiva, todo tiene su lado positivo. Con este confinamiento todos estamos haciendo algo, no solo por nosotros mismos, sino también por los demás. La paciencia es una de las mejores virtudes y la vamos a trabajar al máximo en estos días. Toda esta situación debe de ser un punto de inflexión en nuestras vidas y valorar lo positivo que tenemos, que en muchas ocasiones no nos paramos a valorar.

Maria José Jorques Infante. Dra. Psicología. Profesora Facultad de Psicología UCV.

 

Noticia anterior_ El Rector comunica el anuncio del Consell de suspender las clases presenciales desde el lunes de manera indefinida
Noticia siguiente Por sus hechos los conoceréis

Calendario

«octubre de 2020»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
2829301234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930311
2345678

La UCV en medios