Extensión Cultural

Presentan la investigación que adelanta en 300 años la primera referencia escrita al Santo Cáliz de Valencia

Noticia publicada el

Presentan la investigación que adelanta en 300 años la primera referencia escrita al Santo Cáliz de Valencia

La Universidad Católica de Valencia (UCV) ha acogido la presentación de la investigación realizada por el catedrático de la Universitat Politècnica de València (UPV) Gabriel Songel, en la que ha descubierto un acróstico (juego de letras) que sitúa la primera referencia al Santo Cáliz de la Catedral de Valencia 300 años antes respecto del conocido manuscrito de Martín el Homano de 1399.

Songel ha hallado este acróstico en el manuscrito que contiene el relicario de San Juan de la Peña, un códice fechado en el siglo XI que se encuentra en el Archivo de la Real Academia de la Historia en Madrid y que se escribió con motivo de la coronación de Pedro I de Aragón.

El catedrático valenciano, cuyas investigaciones se publicarán en un libro titulado El cáliz revelado (Tirant lo Blanch,) ha explicado que el acróstico Calis Lapis Exilis descubierto en el citado manuscrito “se basa en palabras compuestas con las letras del texto siguiendo un esquema geométrico, junto a la relación de reliquias que se guardaban en el monasterio de San Juan de la Peña, en Huesca”.

En su investigación, Songel halló el esquema geométrico por deducción y semejanza con las composiciones de las marcas de los reyes y emperadores de la época y los laberintos visuales contemporáneos, en los que se escondían los nombres de los autores o el nombre del que había encargado la copia. La conexión geométrica más directa son las firmas papales llamadas Bene Valete que se concentran en un logograma compuesto de letras en torno a la N.

“Es, por tanto, una citación implícita y una referencia directa a que el cáliz de piedra preciosa se encontraba en Huesca, siguiendo con la tradición laurentina. De hecho, otro de los acrósticos relaciona al papa Sixto con San Lorenzo y Huesca, o personajes como Donato Abad o el mismo papa Urbano II”, ha apuntado Gabriel Songel.

Con el acceso al original y las copias digitales, el profesor Songel analizó la composición “perfecta” del impaginado que sigue la ley que descubrió el diseñador gráfico Tschichold en los años 50 del siglo XX.

Otro de los “sorprendentes hallazgos” es que la retícula que organiza los bloques de texto contiene con total exactitud el diseño del Santo Cáliz, tal y como lo conocemos hoy en día: “Esta circunstancia corroboraría que el cáliz ya se había compuesto sobre la copa original en el S. XI”.

La investigación ha sido revisada por expertos en codicología, como la académica Elisa Ruiz García de la Real Academia de la Historia; el catedrático de Historia del Arte de la Universitat de València y conservador del Museo del Patriarca de València, Daniel Benito; y los canónigos de la Catedral de València, Jaime Sancho y Juan Miguel Díaz, miembro de la Pontificia Comisión Bíblica Internacional.

Noticia anterior_ Los estudiantes reflexionan en un cinefórum sobre las posibilidades que ofrece el derecho para la defensa de la persona
Noticia siguiente Declaración de la Cátedra de Teología de la Caridad Santo Tomás de Villanueva

Calendario

«octubre de 2020»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
2829301234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930311
2345678

La UCV en medios