En torno a Jaume I, 746 años después (Aureliano J. Lairón, Paraula)

En torno a Jaume I, 746 años después (Aureliano J. Lairón, Paraula)

Noticia publicada el

El mismo día en que Abul Djumayl Zayyan firmó la capitulación, entraba en València Jaime I, rey de Aragón, conde de Barcelona y rey de Mallorca. Los valencianos lo celebramos, tradicionalmente, unos días después: el 9 de octubre. Pocos años después, el monarca culminaría la conquista del Reino con la incorporación de tierras que quedaban más al sur de la capital. La conquista supuso la incorporación a la civilización cristiano occidental de numerosos lugares, villas y ciudades que habían formado parte de Sharq-alÁndalus.

Los historiadores coinciden en señalar tres etapas en el desarrollo de la conquista: una primera que culminaría con la toma de Borriana (1233), una segunda que tendría como epicentro Valencia (1237-1238) y la última que supondría la incorporación de Xàtiva, Dénia y Biar (1244-1245). La expansión implicó el reparto de bienes agrícolas y urbanos que habían pertenecido a los musulmanes entre quienes que habían ayudado al rey en su empresa y que procedían mayoritariamente de Aragón, Cataluña, Navarra y de zonas del sur de la actual Francia. La colonización conllevó la formación de una nueva sociedad feudal. Para asentar colectivamente a los nuevos pobladores se otorgaron Cartas pueblas, instrumentos jurídicos en que se fijaron derechos y obligaciones de los nuevos colonos con respecto al rey o a su señor feudal. La conquista implicó un nuevo modelo político, económico y social. El rey quiso que el nuevo reino no fuera un apéndice de Aragón ni de Cataluña y para ello lo dotó de leyes propias. En 1247 un privilegio posibilitó la acuñación de moneda.

Los Furs y Costums

El Reino alcanzó personalidad propia a través de los Furs, normas, redactadas en romanç, que regularon el Gobierno y la vida de los valencianos. Valencia y el resto de villas y lugares comenzaron a levantar templos donde el culto cristiano iba a observarse a satisfacción de los fieles. Diferentes órdenes religiosas comenzaron a erigir iglesias y monasterios. El 7 de abril de 1261 el rey juró ante las Cortes Valencianas, reunidas por primera vez, los Furs y Costums. Cumpliendo el tratado de Almizra el monarca conquistó el reino de Murcia que entregó a Castilla. La peculiaridad jurídica del reino se consolidaría en 1271 tras la confirmación dels Furs. En julio de 1276, el rey renunció a la corona a favor de su hijo Pedro. En la capital de la Ribera, según Pere Tomich, moriría. Con el tiempo, sus restos serían trasladados al Monasterio de Poblet, panteón de los reyes de la Corona de Aragón. El rey lo tenía claro: “Que los valencianos, pudiendo ser señores, no fueran vasallos”. 746 años después, nosotros tenemos la palabra.

Aureliano J. Lairón es profesor en la Facultad de Magisterio y Ciencias de la Educación y Cronista Oficial de Alzira.

Documents to download

Calendario

«diciembre de 2022»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
2829301234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930311
2345678

Opinión