Emprender tras la covid-19 (artículo de Francisco J. Lara)

Día Mundial del Emprendimiento

Emprender tras la covid-19 (artículo de Francisco J. Lara)

Noticia publicada el

Emprender tras la covid-19 (artículo de Francisco J. Lara)

Son muchos los jóvenes y no tan jóvenes que me preguntan en clase y fuera de ella sobre mi experiencia en el mundo del emprendimiento. La verdad es que mi historia comenzó tras mi paso por EE. UU., en The Busch School of Business, y tras conocer a Andreas Wildmer, antiguo soldado de la guardia suiza del Papa Juan Pablo II, el Grande, y autor del libro El CEO y el Papa. Andreas dirige el Centro de Emprendimiento en la Escuela de Negocios de la Universidad Católica de América, en Washington, D.C. Fue en una de las comidas que tuvimos cuando me contó su experiencia con alumnos y cómo habían lanzado vía Instagram una iniciativa que había llevado a uno de ellos a llegar a más de un millón de seguidores.

Su asignatura de emprendimiento consistía básicamente en desarrollar un 'business plan', es decir, un plan de negocio, pero con la peculiaridad de que sólo se aprobaba la asignatura si se llevaba a la práctica y se había conseguido realizar al menos una transacción con alguien. Menuda diferencia con nuestro modelo en España. Inimaginable.

Otro proyecto que me contó fue como desarrollaron una de las primeras aplicaciones de reconocimiento de voz para que mientras que se habla se fuera escribiendo automáticamente lo que se le decía al móvil. Hoy en día es algo que ya está integrado en muchas herramientas como WhatsApp.

Sin embargo, lo que realmente me cautivó en mi experiencia americana, fue la creación en la propia Universidad de un espacio físico y de un entorno de incubación y promoción de los proyectos de los alumnos de la Escuela, y no sólo de la Facultad de Empresa, sino de todas las Facultades (Derecho, Ingeniería, Arquitectura, Enfermeria, Filosofía…).

La iniciativa la llevaban principalmente los alumnos, aunque los profesores facilitaban los contactos, y las experiencias reales de emprendedores. Algunos de ellos antiguos alumnos, y otros todavía alumnos del centro. Quedaban una vez a la semana a comer allí.

De vuelta a Valencia, me he encontrado que se están haciendo auténticos esfuerzos para promocionar el emprendimiento, y buenos ejemplos de ello los encontramos en Lanzadera, Bbooster, Demium, Insomnia… entre otros centros de incubadoras y aceleradoras de proyectos en la ciudad. Sin embargo, en la Universidad Católica todavía estamos en fase embrionaria, aunque estoy seguro de que poco a poco iremos viendo mejores resultados.

Me gustaría destacar entre otros antiguos alumnos de la Universidad que están desarrollando exitosas carreras emprendedoras como por ejemplo Nachter, a quien seguramente muchos conoceréis como un destacado influencer, que ya ha sido reconocido en un reciente artículo de El País, por llegar a más de 3,5 millones de seguidores en Tik Tok, superando así a otros influencers como el Rubius entre otros.

Pero también podemos destacar, como hicimos en las últimas jornadas de emprendimiento de la UCV a Juan García, CEO de Exponentia, compañía de software que desarrolla tecnología e inteligencia para trasnformar los negocios utilizando Blockchain e Inteligencia Artificial.

Por último, y de forma más incipiente destacaría la labor que están realizando Iñigo Robles y Pablo Santamaría, quienes a través de Demium, están desarrollando un saas (Software as a service) que permite reducir costes en la cadena de producción a empresas del sector alimentación de la Comunidad Valenciana, y que ya tienen varios casos de usos entre empresas de reconocido prestigio que, por confidencialidad, no puedo mencionar.

En esencia este es el espíritu emprendedor que vi tan claramente en EE. UU., en mi experiencia durante cinco años como profesor visitante, y que he tratado de traerme a España, y a Valencia en particular, a través de mi labor como docente, pero también como 'advisor' y 'business angel', que sin duda tiene sus acierto y sus errores, pero que es una experiencia que recomiendo vivamente a quienes tengan ese gusanillo de empezar una aventura emprendedora.

Me gustaría finalizar este breve artículo recomendando alguna referencia bibliográfica que a mi personalmente me han ayudado durante este camino. En concreto, recomendaría un solo libro: From Zero to One, de Peter Thiel, fundador de PayPal y compañero de viaje de Elon Musk.

Una de las ideas más provocadoras que sugiere el autor es que además de tener una idea, un producto, un gran equipo y una excelente ejecución, nunca se puede crear un mercado, sino que hay que descubrir un nicho de mercado. También la diferencia entre pasar de cero a uno, frente a pasar de uno a un millón. El primer caso es un crecimiento infinito (exponencial), mientras que el segundo es un crecimiento lineal. Por tanto, a la hora de buscar ideas o empresas piensa en aquellas que realmente tienen el potencial de un crecimiento exponencial o que mejoran lo ya existente al menos en diez veces el resultado actual, ya sea en términos de tiempo, de precio o de velocidad.

Noticia anterior_ Cardenal Cañizares: “Pie significa camino. Nuestra universidad no se para”
Noticia siguiente La Escuela de Doctorado participa en la primera edición del concurso “Tu Tesis Doctoral en un Hilo de Twitter” que convoca CRUE

Calendario

«septiembre de 2021»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
303112345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930123
45678910

La UCV en medios