Infancia y discapacidad: Campus Capacitas UCV (Gabriel Martínez Rico y Marga Cañadas, Paraula)

Noticia publicada el

Los principios fundamentales sobre los que descansa la Convención de los Derechos del Niño son: el interés superior del niño, el derecho a la vida, la no discriminación y el desarrollo y participación infantil.

La convención supuso un gran avance en la protección de los derechos infantiles, remarcando la importancia de que los Estados parte protejan la infancia y dispongan los medios para optimizar y garantizar el desarrollo integral de los niños, proporcionando a las familias la asistencia y los recursos imprescindibles para asumir plenamente sus responsabilidades dentro de la comunidad.

La infancia necesita protección y cuidados especiales, más aún cuando los niños nacen con alguna discapacidad o riesgo potencial para su desarrollo. La convención garantiza que los Estados parte reconozcan que los niños que presenten dificultades o alteraciones en su desarrollo evolutivo disfruten de una vida plena en condiciones que aseguren su dignidad y faciliten su participación activa en la comunidad.

No obstante, a pesar de estos compromisos internacionales entre los Estados, distintos informes elaborados por organismos internacionales (Banco Mundial, UNICEF, OMS) muestran que la realidad social de la infancia todavía describe numerosas situaciones de pobreza, discriminación, desigualdad, marginación e incluso de abandono y exclusión. La vida es particularmente difícil para los niños con discapacidad y sus familias. Su probabilidad de vivir en condiciones de pobreza es mayor que la de los niños sin discapacidad. Incluso si comparten las mismas condiciones desfavorables –como la pobreza o la pertenencia a un grupo de exclusión minoritario–, los niños con discapacidad afrontan problemas adicionales debido a sus dificultades y a los numerosos obstáculos que la sociedad pone a su paso. En muchos países, las respuestas más frecuentes a la situación de discapacidad son la institucionalización, el abandono o el descuido.

En este contexto, Campus Capacitas-UCV ha dado durante estos años una respuesta institucional muy comprometida con la infancia y la discapacidad, aportando a diario un trabajo constante para mejorar la calidad de vida de las familias que tienen algún hijo con discapacidad o dificultades en su desarrollo.

Desde su inicio, Campus Capacitas orientó su actividad académica e investigadora a la infancia, inaugurando en 2009 el Centro de Atención Temprana y la Escuela de Educación Infantil Inclusiva (0 a 6 años), caracterizados por implementar un enfoque centrado en la familia y en los entornos naturales del niño. En la actualidad, se trabaja en un nuevo proyecto con el objetivo de generalizar estas prácticas en otros países, con el Observatorio Internacional de Atención Temprana y la configuración de una Red Iberoamericana.

Gabriel Martínez Rico

Delegado Campus Capacitas

 

Marga Cañadas

Directora L’Alqueria

Documents to download

Noticia anterior_ Un problema educativo, de principios y valores (Nuria Martínez Sanchis, Paraula)
Noticia siguiente La Facultad de Psicología celebra su semana internacional

Calendario

«octubre de 2020»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
2829301234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930311
2345678

La UCV en medios