Expertos proponen “personalizar” la educación como vía de fortalecimiento de la vida social

Noticia publicada el

Expertos proponen “personalizar” la educación como vía de fortalecimiento de la vida social

El catedrático de la Universidad de Sevilla Antonio Bernal, ha incidido en la Universidad Católica de Valencia (UCV) en la necesidad de “personificar la educación: formar personas con criterios claros, atendiendo a la adquisición y ordenación de conocimientos, al desarrollo de aptitudes y a la promoción de valores”.

Bernal ha participado en la VII Jornada Pedagógica, organizadas por la Facultad de Magisterio y Ciencias de la Educación de la UCV, en esta edición centradas en las figuras destacadas de la educación católica. Este experto se ha detenido en la contribución a la educación personalizada de Víctor García Hoz (Burgos, 1911- Madrid, 1998), el primer doctor en Pedagogía de la universidad española.

Así, el pedagogo ha señalado que “la educación personalizada nació con una preocupación eminentemente práctica, con una concepción estimuladora para la acción educativa real y atendiendo a las diferencias personales en el desarrollo, dentro de una estimulación educativa común”. El objetivo de esta atención personalizada es ser una “vía de fortalecimiento para la vida social”.

Las claves para “personalizar la educación y con la educación” que ha ofrecido el ponente son, entre otras, “formar personas con criterios claros, atendiendo a la adquisición y ordenación de conocimientos, al desarrollo de aptitudes y a la promoción de valores; saber adaptar el proceso educativo a las cualidades y exigencias individuales y sociales de cada educando; y estimular la capacidad personal para formular un proyecto de vida y poder realizarlo”.

En definitiva, citando al propio García Hoz, “si consideramos la excelencia como cualidad personal en la que se alcanza la mayor perfección posible, no como evaluación de resultados, podría considerarse que la finalidad de la educación personalizada se expresa del modo más sencillo diciendo que con ella se intenta formar excelentes personas”, ha expresado.

LA PEDAGOGÍA IGNACIANA BUSCA QUE LOS EDUCANDOS LLEGUEN A SU “MAXIMA HUMANIDAD”

La profesora de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid, María Eugenia Gómez Sierra, ha subrayado que la pedagogía ignaciana “no busca hacer creyentes solamente” sino personas “que lleguen a su máxima humanidad”.

Según ha detallado Gómez Sierra, la práctica docente “se basa en los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola, que tiene la finalidad de que el hombre responda al amor de Dios en el servicio al prójimo. Así, esta pedagogía refleja la necesidad de una educación que esté centrada fundamentalmente en la realidad –que San Ignacio entiende como la obra creadora de Dios- frente a la cual el hombre se tiene que hacer libre para responder a ese Dios que le llama”.

En este sentido, son características de la pedagogía ignaciana “el realismo, centrarse en la persona y en una formación total a lo largo de toda la vida, buscar desde la educación un sentido a la vida, la acción como el motor del aprendizaje, la formación no sólo como un sujeto individual sino para servicio de la comunidad y la posibilidad de formarse al máximo en todas sus capacidades”.

En cuanto a estrategias metodológicas, “lo más característico es la importancia de la repetición para que se logre un aprendizaje significativo y poder aplicar los sentidos a la educación”.

“Lo que se busca son personas que puedan incidir en la sociedad; gente competente que sirva a la sociedad y en ese servicio responda a la llamada que Dios hace a los hombres. Para ello, el educador es un guía y el educando una persona que se va haciendo consciente de la necesidad de ir creciendo hasta el final de su tiempo con vistas a una vida eterna. La relación educativa se basa fundamentalmente en la confianza entre el educador y el educando y la paciencia para no cansarse frente a los fracasos y mantenerse cuando están los éxitos”, ha detallado.

“SIN UNA EDUCACIÓN INTEGRAL, NO HABRÁ PAZ EN EL MUNDO”

Por su parte, el religioso escolapio y delegado general del Instituto Calasanz del Derecho a la Educación (ICALDE) en Austria, Jean de Dieu Tagne, ha recordado en su conferencia sobre los principios pedagógicos de san José de Calasanz que si la educación se dirige sólo hacia los conocimientos “sin pensar en el ser”, no se dará una educación “integral” y sin ella, “no habrá paz en el mundo”.

“Para conseguir una educación integral debemos recurrir a lo que hizo Calasanz: educar en un balance entre la fe y la razón, la piedad y las letras, el ser y los conocimientos; y además, esa educación debe ser para todos. De hecho, él fue el primero que defendió de un modo tan claro y con toda su vida el derecho del niño pobre a una educación de calidad”, ha expuesto.

En ese sentido, el religioso escolapio opina que hoy sigue “vigente” el pensamiento calasancio: “Hoy la Unesco, por ejemplo, trabaja en la educación como camino hacia la paz. Pero hemos de ser conscientes de que no podemos pensar en la paz en el mundo si no existe una buena educación para todos”.

“Calasanz llevó su persona a la pedagogía, la convicción de encontrar en la educación el mejor servicio a Dios ayudando a los niños pobres. Ello le llevó a la fundación de las Escuelas Pías que hoy siguen después de 400 años haciendo lo mismo que hizo su fundador”, ha aducido.

Noticia anterior_ Cursos de Verano 2019 - Anestesia y analgesia en pequeños animales
Noticia siguiente Descubren que añadir especias al aceite vegetal disminuye la producción de sustancias perjudiciales para la salud

Calendario

«marzo de 2020»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
2425262728291
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
303112345

Últimas noticias publicadas