“Reactivemos el desarrollo del pensamiento crítico, entendido como la búsqueda insaciable de la verdad frente a la cultura dominante”

Acto de Apertura. Lección magistral

“Reactivemos el desarrollo del pensamiento crítico, entendido como la búsqueda insaciable de la verdad frente a la cultura dominante”

Noticia publicada el

“Reactivemos el desarrollo del pensamiento crítico, entendido como la búsqueda insaciable de la verdad frente a la cultura dominante”

El profesor Javier Ros, docente de la Facultad de Magisterio y Ciencias de la Educación de la Universidad Católica de Valencia (UCV) y de la Facultad de Teología San Vicente Ferrer, ha pronunciado la lección inaugural del Acto Académico de Apertura de Curso de la UCV. En Repensar la sociedad. Vulnerabilidad e identidad, Ros ha subrayado que ante la situación española de pandemia y crisis económica “hace falta reactivar la conciencia social; lo que pasa por el desarrollo del pensamiento crítico entendido como la búsqueda insaciable de la verdad frente a la cultura dominante”.  

“Es momento de repensar nuestra sociedad, lo que queremos vivir y lo que queremos construir de cara al futuro en medio de la vulnerabilidad y de la incertidumbre. No se puede encarar esta crisis desde la emoción sino desde el compromiso con la realidad. La conciencia social pasa también por darnos cuenta de que el camino no se encuentra ni en la potenciación del colectivismo neocomunista, ni en ahondar en el individualismo, ni en desarrollar un macro estado globalista”, ha aseverado. 

Frente al “ansia de poder” del Estado, Ros ha considerado “imprescindibles” los espacios sociales “donde la persona sea acogida en su unicidad y se relacione con los otros más allá de la búsqueda del beneficio o del ególatra ascenso promocional”. La relación del sujeto con el Estado, en palabras del profesor de la UCV, “siempre debe estar mediada, desde la subsidiariedad por las estructuras sociales intermedias como son la familia y el asociacionismo civil”. 

Así, es necesario “colocar a cada actor social en su sitio, sin hegemonías preestablecidas para ninguno de ellos”. Por un lado, el Estado, “aunando esfuerzos por el bien común y siendo capaz de gestionar metas que engrandezcan todo aquello que nos pueda unir en humanidad”; y el mercado, “siendo capaz de ofrecer bienes y servicios desde la propiedad privada de los medios, pero con un destino universal de lo producido”.  

Por otro lado, el asociacionismo civil, que “libre del intervencionismo político y económico a través de las subvenciones, sea defensor del débil y del necesitado”; y la familia “como lugar de acogida incondicional de la persona en todas sus fases vitales, desde la concepción hasta la muerte natural, y generadora de capital social”. Y en el “centro” de todos estos actores, la persona “como alguien único e irrepetible”. 

“Junto con todo ello, los cristianos debemos permanecer. Esta es la piedra angular. Guardar el compromiso que Dios tiene con cada uno de nosotros por el bautismo y la eucaristía que nos lleva a poder persistir al lado del que sufre. La Iglesia no es una ONG, va mucho más allá: es poseedora del secreto de la vida eterna y por eso es capaz de cuidar la vida en cualquiera de sus ámbitos y, así, transformar la sociedad. Es momento de estar centrados y eso significa poner el centro en Cristo, no en nosotros mismos”. 

Noticia anterior_ La Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte inicia el curso con normalidad y seguridad
Noticia siguiente Secretaria autonómica: “Gracias por vuestra labor docente, investigadora y social. Por seguir invirtiendo en seguridad pública y en formar a esta generación en tiempos de covid”
«septiembre de 2021»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
303112345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930123
45678910