El embajador en misión especial para Asia Central asegura que España "ha recuperado el tiempo perdido” en la región
jueves, 9 de junio de 2016 Manuel Larrotcha imparte una conferencia en el marco de las actividades sobre la Ruta de la Seda del Instituto de Estudios Estratégicos e Internacionales de la UCV

"En el siglo XV fuimos los primeros en llegar a Asia Central; aunque en el XX y el XXI hemos sido, prácticamente, los últimos en llegar". Así ha resumido Manuel Larrotcha Parada, embajador en misión especial para Asia Central, la relación de España y los cinco países que componen esta región: Kazjistán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán.

"Ahora estamos construyendo una relación y recuperando el tiempo perdido", ha añadido, el diplomático.

Larrotcha ha impartido una conferencia sobre los desafíos y oportunidades de Asia Central, en el marco de las actividades que sobre la Ruta de la Seda viene organizando el Instituto de Estudios Estratégicos e Internacionales (IEEI) de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir.

Enrique III el Doliente, rey de Castilla, "cuando España no existía como nación" envió una misión a la zona a principio del siglo XV, que produjo un "primer contacto fértil, positivo y amistoso", según Larrotcha. Pero, el descubrimiento de América hizo que España "volcara sus energías hacia aquella zona" olvidando aquel primer contacto.

La región de Asia Central es "muy desconocida" para los españoles porque nunca ha tenido relaciones políticas, culturales y económicas, "pero, ahora, estamos recuperando el tiempo perdido".

Asimismo, el embajador ha enumerado los "nichos económicos" de España en Asia Central, entre los que ha destacado el suministro de trenes de pasajeros, la industria textil con una conocida marca que tiene miles de tiendas en todo el mundo, los aviones de transporte para la defensa y la fabricación de explosivos civiles.

Igualmente, Larrotcha ha detallado la misión especial que desarrolla en esta zona, una región de más de cuatro millones de kilómetros cuadrados, "más o menos como Europa occidental", donde solo se dispone en Astana -capital de Kazajistán- de un único punto de presencia diplomática "por razones presupuestarias".

"Desde Madrid, a través de viajes y contactos telefónicos y telemáticos, intento complementar la presencia española en Astana, así como con reuniones y viajes a foros internacionales, para seguir la relación", ha añadido.

Finalmente, el embajador ha animado a los españoles con "espíritu viajero y aventurero" a visitar la zona "sin ningún tipo de reserva". Además, ha asegurado que "no hay ningún riesgo, es una zona segura". "La gente es lo mejor de la región, muy acogedores. Asia Central tiene una historia milenaria con atractivos turísticos como la ciudad de Samarcanda y la ruta de la seda", ha puesto como ejemplo.

El acto contó con la participación de José María Chiquillo, coordinador en España del programa Unesco Ruta de la Seda, y Jesús de Salvador, director del IEEI.

comunicacion@ucv.es