Un experto en responsabilidad social de la empresa asegura que "el binomio ética y rentabilidad es compatible y conveniente para los negocios"
jueves, 21 de enero de 2016 Manuel Guillén ha participado en una conferencia organizada por el Instituto de Ética del Comportamiento Económico de la UCV

El director del Instituto para la Ética en la Comunicación y las Organizaciones (IECO) y profesor de Organización de Empresas de la Universitat de València, Manuel Guillén, ha impartido una conferencia en la Universidad Católica de Valencia, donde ha defendido que la ética "debe estar por encima de la rentabilidad".

En la conferencia, titulada "La Responsabilidad Social de la Empresa a examen" y organizada por el Instituto de Ética del Comportamiento Económico de la UCV, el profesor Guillén ha afirmado que el binomio ética y rentabilidad "es totalmente compatible, además de bueno y conveniente para los negocios". Así, según ha explicado, "a la vez que se busca la excelencia de las personas, con una base ética y mirando siempre por el bien común de la sociedad, se pueden producir muy buenos resultados".

No obstante, Guillén también ha señalado que no siempre tienen que ir de la mano, porque la ética está por delante de la rentabilidad. "Si no eres ético, nunca serás una buena empresa", ha apuntado el profesor.

De esta manera, el director del IECO ha resaltado que la responsabilidad social "no debe ser únicamente las actividades voluntarias y altruistas que las compañías realizan para la sociedad", sino que la responsabilidad social primera "es ser fiel a su misión y sobre todo tener un fundamento ético".

"En estos momentos nos encontramos con empresas que tienen políticas de responsabilidad social hacia terceros muy bien estructuradas, pero que sin embargo están cometiendo injusticias dentro de la organización, con salarios insuficientes a los empleados, engaños a los clientes, abusos en los horarios, entre otros", ha destacado Guillén.

Este tipo de empresas, según el profesor de la UV, poseen "una responsabilidad social inmoral, algo que es contradictorio". Por tanto, ha continuado el profesor, "no hay verdadera responsabilidad social si no se da primero una responsabilidad moral; criterios morales internos, acerca de lo que está bien y está mal, que se apliquen en todas las decisiones de la empresa". 

CASO VOLKSWAGEN

Para el experto, "la desgracia es que demasiadas compañías, en España y en todo el mundo, toman decisiones de tipo inmoral e incluso ilegal". Como ejemplo, Guillén ha puesto el caso Volkswagen que, según ha explicado, "es una  fotografía de otros muchos casos donde se han tomado decisiones con falta de ética, en la que han intervenido muchos directivos de la compañía".

"Lo hemos vivido también en esta ciudad con muchas empresas conocidas que tenían un claro prestigio social, desarrollaban acciones en beneficio de terceros y luego han cometido graves irregularidades", ha añadido el director del IECO.

Otra de las ideas que ha defendido el director del IECO ha sido la necesidad de incorporar la tercera "E" de ética, en las decisiones empresariales que jefes, mandos intermedios y directivos tomen sobre sus subordinados. "Además de dirigir con eficacia y eficiencia, es necesario ponerse en el lugar del otro para hacer siempre el mayor bien posible", ha señalado Guillén. 

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Juan Sapena, ha agradecido a Pilar Ferrer, secretaria del Instituto de Ética del Comportamiento Económico de la UCV, su colaboración para que esta organización retome sus actividades. El Instituto, se creó en el año 2012 con el principal objetivo de "promover, realizar y difundir actividades de investigación en las diferentes disciplinas vinculadas al ámbito de la actuación económica en sus diferentes esferas, a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia". 

Sara Giménez / comunicacion@ucv.es